Guatemala con un bebé

Guatemala con niñosAntigua de Guatemala, un sueño de ciudad.  Yo ya había estado pero mi marido no y como entonces vivíamos en América, ese fue el regalo sorpresa de Navidad: escapada a Antigua. Los TRES. Porque nuestra pequeña Gabriela todavía no había cumplido el año. A los que amamos viajar y no entendemos la vida sin la maleta cerca, cuando formamos nuestra propia familia solo nos queda una opción: adaptarnos a las nuevas circunstancias.

En el diseño del viaje, esa pequeña personita manda y mucho. Y es cierto que en estos viajes ellos, tan  chiquitos, se enteran poco y más que nada lo que nos permite a nosotros, los adultos, es a no renunciar a seguir ampliando mundo, pero también es cierto siempre les queda algo: una anécdota, una foto, un recuerdo…

Todavía tiene su gorro a mil colores, que ahora le pone a su muñeca. Y mapa en mano sabe que Antigua es Ciudad Patrimonio de la Humanidad y que fue la capital de Guatemala, ese país que está en Centroamérica y que tiene un volcán y un lago… En el que hablan español y hay una gran cultural indígena. Y ese volcán que se ve desde cualquier lado de la ciudad. Tan bello. El volcán de Agua. Y el lago Atitlán que recorrió con sus papis. Sabe de la plaza, del jade, de la belleza de la ciudad colonial Patrimonio de la Humanidad, de ese lugar en América lleno de color y sabor. También que cuando regresemos visitaremos Tikal, pues no fuimos en aquella ocasión porque pensamos que era demasiado pesado para una bebé. Eso tienen estos viajes: eliges y renuncias, seleccionas de acuerdo con el grupo que forma el viaje y que en este caso cuenta con una pequeña que todavía no camina.

Para nosotros adultos, fue entrañable. Porque además era Navidad y la ciudad ya de por sí llena de color, se multiplica en luces y en matices. Nos hospedamos en el Hotel San Pedro, un hotel precioso en el que estuvimos muy cómodos. Y para la cena especial de Nochebuena decidimos ir al Convento de Santo Domingo, un lugar en el que vale la pena detenerse y que de noche se convierte en destino de cuento.

Viajar con un bebé: organización y flexibilidad, un tándem fundamental para disfrutar de la escapada.

Anuncios

2 Respuestas a “Guatemala con un bebé

  1. Tienes qué volver con tus hijas y visitar Tikal !!. Te puedo asegurar que resulta una visita muy emocionante. El hechizo maya atrapa tanto a mayores como a niños. Te doy un pequeño consejo: infórmate previamente de como vivía esta civilización. Es impresionante como se desborda la curiosidad de los más pequeños y es mejor ir preparado para la gran avalancha de preguntas que os harán. ¡¡ Son cosas del hechizo maya !!

    • Tomamos nota para cuando regresemos. Y esta vez con dos niñas ya dispuestas a escalar Tikal y adentrarnos los Cuatro a bordo en el mundo Maya. Gracias Madison. Saludo viajero 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s