Playa, ciudad o montaña

He tenido la gran suerte de nacer en una ciudad con mar y veranear en la montaña, con lo que la disyuntiva costa o interior para mí es imposible.  He crecido junto al mar y necesito de su presencia, pero el recuerdo de las siempre especiales vacaciones de la infancia viaja por las aguas frías y trasparentes del río y se asoma a cuestas, montañas, cuevas, riscos, laderas y caminos indómitos.

Ahora que las vacaciones de Pascua están a la vuelta de la esquina llega el anhelado momento de salir unos días y disfrutar de ese tiempo de ocio que tanto escasea junto a familiares y amigos. Tanto para quienes viajen a la costa como al interior, es importante acudir a las oficinas de turismo y servicios municipales para informarse previamente de las actividades y rutas organizadas para las familias. Por suerte son cada vez más los organismos que se animan a ampliar esta oferta que crece no sólo en presencia sino en calidad y variedad. Y de paso, una buena oportunidad para además hacer una escapada a la playa si estamos en el interior o viceversa.

También es momento de tranquilidad, de hacer actividades juntos en familia, de recordar, de aprender, de compartir, de sentarnos juntos. De hablar, de jugar, de escuchar…

Para los que se quedan en la ciudad, es el momento perfecto para redescubrirla  incluso cámara en ristre. Además de mostrar a tus hijos lugares especiales para ti, seguro que descubres sitios que ni te imaginabas, rincones en los nunca te habías detenido y joyas arquitectónicas que la cercanía y la rutina muchas veces nos impide apreciar como debiéramos.

¡Felices vacaciones!

Anuncios

2 Respuestas a “Playa, ciudad o montaña

  1. Playa o montaña. Yo tengo la suerte de que,con buen tiempo, mis dos niñas disfrutan de las dos cosas. Les encanta la playa (ponerse perdidas de arena y bañarse en verano), pero también los pueblecitos de montaña (si es con río mejor) para poder corretear por sus calles sin miedo al tráfico de la ciudad. Aún así, también les gusta la ciudad, sobre todo cuando les organizamos salidas a los parques o cuando las llevamos a actividades para niños en museos o teatros. Y para qué ocultarlo, yo también disfruto con ellas de todas esas cosas…

  2. Cuando era pequeña, mi paraiso particular era el pueblo de mis padres. Me parecía mentira que una localidad tan pequeña, me pudiera aportar tanta libertad…Han pasado los años y la historia se repite, a mis hijos les pasa lo mismo. Les he propuesto varias alternativas para este verano, pero… ¡ Este verano me voy para el pueblo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s