De maletas, resfríados y mordiscos solares

La ola de calor africano se ha subido al coche. En marcha. Sin pedir permiso. Y viniendo de la montaña, con noches de edredón y pijama, el bofetón ha sido de órdago. 45 grados húmedos. El aire detenido sobre el asfalto en Valencia, casi humeante. “Mamá, es como si el sol te diera mordiscos” Muy gráfico. Agua, sombra, gorras, más agua…

En el hospital fresquito. La sala de espera medio vacía. En vacaciones nos olvidamos de las teclas. Y por una vez no me importa la demora. Tiene una todavía leve bronquitis. Hicimos bien en venir…

El caso es que la tos de mi Faraona el domingo en la cabalgata infantil que cerraba las fiestas estivales ya anunciaba tormenta. Por suerte la Bella Durmiente no tosía. Antibióticos, jarabe y el día de parque acuático con el que pensábamos “clausurar” el verano, aplazado para el año que viene. Demasiados cambios de temperatura… De la montaña a la playa, y la semana que viene a Madrid en apenas pocos días, con el eco de un verano intenso.

Por suerte todavía nos queda septiembre  para escapadas de fin de semana e ir haciéndonos a la idea que el verano ha terminado. En mi agenda rescato que el primero hay fiesta medieval en Buitrago… Puede ser una buena idea antes de empezar el cole.

Mientras tanto, y con las maletas  medio llenas o medio vacías, según se mire, que para eso estamos de paso, decidimos sofocar estos calores con los que no contábamos en el puerto. También en el museo. Hay quórum con el Museo de Ciencias Príncipe Felipe. Entretenido, didáctico y fresquito. La pequeña todavía no ha ido. Aunque por si acaso, llevaremos chaquetas que nunca se sabe…

Anuncios

3 Respuestas a “De maletas, resfríados y mordiscos solares

  1. Mis nietas también desfilaron de cabalgata con sus disfraces, se pasan semanas esperando este día. Y también están resfriadas y es que este verano está siendo la prolongación del invierno, raro, raro. A ver qué tal septiembre, habrá que aprovechar que muchos pueblos celebran sus fiestas este mes.

  2. Hola prima, yo creo que mas que la cabalgata, habra sido el rio, aunque Vero se ha bañado varias veces y la verdad es que no se ha resfriado.En fin con estos cambios de temperatura es normal,besitos

  3. Mucho cambio de la playa a la montaña, del mar al río, pero lo bueno es haber disfrutado de ambos y en unos días, listas para la vuelta al cole. Un abrazo 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s