Libros, esos compañeros de viaje

Feria del Libro en Belgrado

Un libro es siempre un buen compañero de viaje. Nos puede ilustrar sobre el viaje previsto, ayudarnos a la anhelada evasión o incitarnos a descubrir otros universos; sólo habla cuando se lo pedimos, tiene además una conversación interesante y ocupa poco espacio en la maleta. Pero si además, viajamos con niños, mientras a ellos les mantiene fascinados con sus ilustraciones y letras, a nosotros puede regalarnos un momento de paz que no tiene precio…El reposo del “guerrer@” que lleva Niños a bordo/Cuatro a bordo.

Los preparativos de todo viaje son especiales y uno de esos momentos un poco “mágico” es cuando les decimos a la niñas que elijan el libro o par de libros que van a llevarse cada una junto con uno o dos juguetes (lo que quepa en la pequeña maletita que llevan siempre a mano). La biblioteca de su habitación se vuelve de repente en castillo con recovecos donde se esconden los mil y un misterios, y es que ¡elegir es tan difícil! Pero es una buena excusa para rescatar libros olvidados, reafirma gustos sobre los que siempre han sido especiales, darles la oportunidad a otros de volver a ser leídos…

Visitar una biblioteca pública o una librería infantil o juvenil con motivo de la escapada que tenemos prevista, también es otra actividad les anima a descubrir nuevas lecturas (solo pueden leerlo una vez haya comenzado el viaje) y a sentir lo que sentimos los adultos, que un viaje siempre es algo especial. Y estos días en los que los libros están en la calle con celebraciones y ferias, una oportunidad excelente para que amplíen su biblioteca.

Si tenemos una guía vale la pena compartirla un rato con ellos, leyendo alguna sugerencia especial que les haga desear ese viaje con más ganas, o mostrándoles el plano de la ciudad para que cuando llegue el momento de estar cerca del puente, el río, el castillo o el parque que vieron en el mapa, les resulte un poco familiar ( si son más mayores, podemos además nombrarlos cicerones durante un rato)  Y una vez en pleno viaje, no dudéis en comprarle de “souvenir” algún libro que valga la pena y le sirva para regresar a esas vivencias cuando se sumerja entre sus páginas.

Libros, libros, libros…esos pequeños y a la vez tan grandes compañeros de viaje. ¡Feliz día del libro!

Anuncios

3 Respuestas a “Libros, esos compañeros de viaje

  1. Me encanta ver a niños eligiendo libros. Protestamos porque cada vez leen menos, pero ahí está nuestro papel de educadores para facilitarles esa pasión por la lectura con estímulos como visitar una feria del libro o que no se olviden de meter algún libro en la maleta cuando hacemos un viaje. Feliz día del Libro.

  2. Hablando de libros, os recomiendo que no os perdais la Feria del Libro en los Viveros. Ayer me acerqué con mis hijos y lo pasamos fenomenal. Hay gran variedad de casetas de literatura infantil donde los peques pueden mirar… y tocar. Además el hecho de que esté situada en un jardín al aire libre, hace que ellos lo encuentren todo más divertido. La verdad es que pasamos una magnífica mañana en los Viveros acompañados por el buén tiempo, la naturalez y los libros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s